envidia-de-los-otros
¿Por qué siento envidia cuando otros logran sus objetivos?
agosto 13, 2016
Cerrando Ciclos YT thumb
Cierra ciclos para poder avanzar
diciembre 1, 2016
esfuerzo

Somos expertos saboteadores de nuestros esfuerzos y resultados.

Concentración del 1ro. de septiembre 2016 (Venezuela).

Tengo el privilegio de contar con una hermosa comunidad de Después de mi otra vez yo” de muchos países del mundo, y siempre mis reflexiones van dirigidas a todos; sin embargo la de hoy tiene una dedicación especial a mis amados Internautas Venezolanos, mi amado país natal, pero igual con toda la mejor intención para aquel que este dispuesto a leerlo.

Es un tema del cual nunca antes había emitido opinión, y la verdad no pretendo armar una polémica de diferencias porque basta con la que hoy vivimos, además aclaro; no es mi opinión sobre el evento en sí ni  la forma como algunos evalúan los resultados, aquí expreso solo mi sentir; sin buscar me den la razón. De antemano aplaudo la movilización, la esencia natural de la intención con la cual se hizo, y a cada una de las personas que de la forma más genuina y desde su corazón acudieron para demostrar “a su manera” la firme intención de Un Cambio.

Ahora bien ¿han escuchado alguna vez, si hacemos lo mismo obtendremos los mismos resultados?

La pregunta no va atada a comportamientos visibles, es decir; esto no se refiere si las personas estaban felices o no, a los selfies, si había risa o caras serias, si fueron vestidos de blanco o negro, la distribución geográfica de Caracas, si es Distrito Capital o Distrito Federal, y pasaría aquí mucho rato haciendo referencias a las criticas negativas, y no pretendo seguir alimentando esa energía, mi reflexión se refiere al fondo, a la esencia y no a la forma.

El resultado ¡Claro que existe! es imposible una movilización de miles de personas independientemente de la forma de su ejecución sin generar cambios o dejar huellas, si el paso es grande o pequeño al final es un paso, y los éxitos no se miden por el tamaño, y será o no será un éxito dependiendo de la expectativa de cada quien.

En este proceso existe un antes, un durante  y un después, cuando me refiero al antes es la preparación propia del acontecimiento, es decir de la concentración, y definitivamente ha sido diferente porque hemos ido aprendiendo que en La unión esta la fuerza y no importa si es el MUD, Capriles, Leopoldo, o el Presidente de la Asamblea, Todos somos uno, y es allí donde radica el éxito de la convocatoria, a pesar de las criticas o los inconvenientes que nunca faltan, es tener un objetivo común y firme, dirigido por algo llamado el “Poder de la intención” y en el cual todos participamos, incluyendo aquellos quienes se encuentran físicamente fuera de Venezuela, porque el Poder de la intención es tan poderoso que no tiene limites ni fronteras.

El durante, y me refiero al proceso de la concentración propiamente dicho, en lo personal opino fue un éxito, porque todos concurrieron unidos bajo la consigna de un fin común, evitando el derramamiento de sangre, demostrando el amor y la fuerza interior que todo lo puede, como un solo bloque rodando por cada rincón del país, con muchos incidentes, pero más pudo la fuerza de ese río humano unido en una sola voz.

Ahora viene la post concentración, es en ese punto donde nos falta mucho por aprender, todo lo logrado durante el pre proceso y el proceso, lo devastamos en el post, entregando toda la energía que tanto costo reunir. Quienes acudieron critican al que no lo hizo, el que no se tomo fotos; critica las selfies del vecino, desde fuera de Venezuela se critica el como se hizo, y los que se encuentran en el país cuestionan al emigrante por opinar, y se vuelve una terapia de expresar y evaluar la peor versión del acontecimiento.

La frase mas usada: Llevamos más de 17 años en esto y ¿hasta cuando?… Pues hasta dejar de perturbarnos y lamentarnos, no se puede recoger el agua derramada, y los motivos los evaluará la historia, pero se debe aprovechar el hoy porque el país esta en terapia. En el ahora la critica esta demás, y de no poder aportar con un pensar en positivo, al menos tratemos de no contaminar con toda la cizaña que tristemente brota desde el corazón. Ciertamente existe ira, rabia e impotencia, pero es justo allí donde la fortaleza se pierde, todas esas energías negativas debilitan la fuerza interior del gran Poder de la Intención requerido para salir de esto. Evitar que surjan estas emociones negativas es difícil y además poco saludable, pero aquello que si debemos evitar, es que las mismas se transformen en sentimientos permanentes aflorando en cada expresión.

Cada quien en el momento preciso asumirá la responsabilidad de los daños causados, todo tiene su momento. Preocuparnos y criticar no soluciona el gran conflicto que se vive en el hoy, mientras utilicemos los motivos para señalar y maldecir no se lograrán cambios, si continuamos por esa ruta solo lograremos más odio y más devastación.

El odio solo puede engendrar odio, y no es el mejor aliado para salir de una crisis.

Tu verdad, es la que te creas y te crees y la verdad de la otra persona es la de ella, aquí debatiendo en quien tiene la razón se pierde la esencia de la energía del Poder de la Intención de millones de personas que acudieron físicamente al encuentro y otros miles desde la distancia con sus pensamientos y oraciones. Cuestionar las estrategias es lógico para avanzar, pero es muy diferente señalar actitudes, formas de pensar o creencias.

Si continuamos en el debate de querer tener la razón no serán 17 años, será toda una vida.

Cada vez que maldices a alguien el más cercano a esa maldición eres tú, cada vez que señalas con un dedo a alguien, 3 dedos te apuntan a ti ¿hasta cuando vamos estar entregando nuestras energías y nuestras fuerzas? No es necesario ser politólogo o analista para percatarse que caemos una y otra vez en el mismo error, si corriera en las redes por lo menos la mitad de la energía utilizada para criticar, maldecir y señalar, en expresiones que aporten valor, y aplausos del paso logrado por muy pequeño que a muchos les parezca, el resultado seria otro.

Para crear, primero debemos creer que si podemos.

Revisen su redes y vean ¿cuántos eventos de burla, critica, groserías  y dolor se reenvían a cada rato? y ¿cuántos eventos positivos se detienen a leer? no estoy diciendo con esto que se solucionan los problemas dando un like al perrito que le falta una patita, sin embargo en honor a la verdad es preferible un muro lleno de Like por acciones positivas, y no uno lleno de maldiciones quien el más cercano a leerlas es el dueño del muro. Es algo de conciencia, son los eventos negativos los que replicamos, pareciera queremos mostrarle a los demás la posesión de la mayor cantidad de malas noticias, en ocasiones reenvían cantidad de información sin ni siquiera checar si es verdadera o falsa, si es del evento, del momento o de otro país.

Desde este humilde espacio, y sin pretender tener la razón, el mensaje es: Por favor, detengámonos a revisar la forma como evaluamos la vida, veamos lo positivo y lo no tan positivo como una oportunidad de aprendizaje, se ha llevado tanto golpe y nos empeñamos a no terminar de aprender. Si este es un proceso que los Venezolanos debimos o no debimos vivir no es en este momento el punto de mi reflexión, ahora lo importante es lograr que el final llegue pronto.

 Solo aprendiendo del error y sustituyendo el odio por Amor se logrará. Esto es como en la escuela, hasta no aprobar no te pasan de grado y llevamos casi 18 años reprobando.

En la vida debemos colocar las prioridades e ir solucionando paso a paso y uno a uno los obstáculos, ahora lo principal es unir una gran cadena de fuerzas donde la critica, la guerra de egos y los juicios no tengan espacios, luego la justicia que es diferente al juicio se encargara, y se harán los respectivos análisis y prevenciones para evitar volver a caer en este caos cuando esta historia solo este plasmada en libros y en la memoria de quienes la vivimos.
Les voy a compartir algunas  máximas de vida,  libres de utilizar para aquel que realmente busque un verdadero cambio:

 “En la unión esta la fuerza” y mientras nos detenemos a criticar y juzgar quebrantamos la unión y es justo en ese espacio donde otros lo aprovechan para fortalecerse, alimentándose del veneno que nos lanzamos unos a otros.

“Si tu cambias el mundo cambia” no esperes que otro lo haga, si tu perspectiva cambia todo cambia.

“El poder del ahora logra vencer el miedo que arrastramos” Vive el hoy, el momento, aliméntate de los éxitos y los logros por muy pequeños que consideres puedan ser.

“El Poder de la Intención mueve montañas” pero desde el corazón, debes sentirlo y creer en él.

“Todo pasará” ¿cuándo? Solo cuando aprendamos la lección.

Viva mi amada Venezuela y todas las personas en cada rincón del país,  no importa pienses diferente a mi, porque al final el objetivo común es uno solo  “Vivir en Paz”

“No seas el saboteador de tus propios resultados”

La vida es una escuela universal de cambios constantes.

Con todo mi Amor.

Harriett.

Harriett
Harriett
“Una mujer con algunos títulos académicos obtenidos y objetivos logrados. Pero lo más importante de mi, es la perseverancia por crecer día a día, la capacidad de levantarme en las caídas, el titulo de madre que ya lo tengo pero la especialización jamás termina. Soy hija, hermana, tía, prima, sobrina, suegra y amiga, un ser humano como cualquiera de ustedes, con retos, aciertos y desaciertos. Amo la libertad, y mi sueño más grande ‘El despertar de la humanidad’.”

1 Comment

  1. Derlyne Egui de Ch. dice:

    Gracias Harriet,… muy muy ciertas tus palabras… realmente Venezuela está en terapia y dejarnos arrastrar por el pesar que día a día nos consume, es traicionar nuestra meta y sueños. Como dice nuestro querido “Nacho” hay que ser valientes. Tus palabras además de motivarnos nos llevan también a la reflexión… Sólo espero que estemos muy cerca de la luz… Un abrazo infinito, de quien te admira y ama … Derly.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *